COLEGIO PARROQUIAL
SAN JUAN XXIII
Nivel Primario y
Nivel Inicial
Güemes 65
Ramos Mejía
Tel.: 011-4658-5779
Nivel Secundario y
Nivel Terciario
9 de julio 151
Ramos Mejía
Tel.: 011-4658-6522
Institucional ¿Por qué elegirnos? Pastoral Nivel Inicial Nivel Primario Nivel Secundario Instituto Técnico Superior Sta María Ex-alumnos

  • pastoral-01.jpg
  • pastoral-02.jpg
  • pastoral-03.jpg
  • pastoral-04.JPG
  • pastoral-05.jpg
  • pastoral-06.JPG
  • pastoral-07.JPG
  • pastoral-08.JPG
  • pastoral-09.JPG
  • pastoral-10.JPG
  • pastoral-11.JPG
  • pastoral-12.jpg
  • pastoral-13.JPG
  • pastoral-14.JPG
  • pastoral-15.jpg

Misión Cottolengo Don Orione

don-orione-220

Los alumnos de sexto año dan comienzo a esta experiencia con la celebración institucional del" Envío". En las palabras con las que introducimos la Celebración les decimos a los Jóvenes que Jesús llamó a los apóstoles y les expresó lo que les ofrecía y lo que esperaba de ellos. Con el "ven" les ofrecía su presencia y amistad; con el, "sígueme" se les ofrecía como modelo, camino y guía; con el "id y evangelizad" les ofreció una orientación, una misión y una compañía que exigía de ellos disponibilidad. En síntesis: Jesús les ofreció vida nueva para que la compartieran con los demás. En este encuentro reciben la imposición de la cruz del joven misionero, a través de ella renuevan su compromiso adquirido en el Sacramento del Bautismo, cuando recibieron el mandato misionero. Aquellos que ya estén Confirmados renuevan también su compromiso de ser testigo de Jesús; convirtiéndose así en un verdadero apóstol y evangelizador de otros jóvenes, que al llevarla en el pecho dan testimonio de una auténtica vida cristiana basada en obras. Con este hecho han dado comienzo a la actividad juvenil misionera de su ultimo año en la escuela secundaria: Mision en el Cotolengo de "Don Orione" (Claypole).

"Don Orione fue un sacerdote que dedicó su vida entera a amar y servir a Dios en los humildes, en los más pobres y desposeídos. "Sólo la caridad salvará al mundo" fue la convicción que marcó su vida; una caridad necesaria y urgente para "llenar los surcos que el odio y el egoísmo han abierto en la tierra". Esta certeza lo llevó a fundar la Pequeña Obra de la Divina Providencia (1903), congregación que se extendió en su Italia natal y en tierras de misión, entre ellas Argentina, que visitó por primera vez entre 1921 y 1922. En 1934 regresó a nuestro país donde durante tres años desarrolló una incansable tarea apostólica y social, fundando el Pequeño Cottolengo Argentino en Claypole.

Dicha misión consiste en realizar cuatro visitas misioneras, a partir del mes de agosto hasta el mes de noviembre del corriente año, en grupo con aquellos jóvenes de sexto año que deseen participar junto al sacerdote y a un catequista.

En ese lugar los jóvenes realizaran diferentes actividades recreativas con las personas que viven allí, especialmente con los ancianos y personas discapacitadas, como cierre del proyecto de mision que comenzaron en tercer año de la escuela secundaria.

cottolengo