COLEGIO PARROQUIAL
SAN JUAN XXIII
Nivel Primario y
Nivel Inicial
Güemes 65
Ramos Mejía
Tel.: 011-4658-5779
Nivel Secundario y
Nivel Terciario
9 de julio 151
Ramos Mejía
Tel.: 011-4658-6522
Institucional ¿Por qué elegirnos? Pastoral Nivel Inicial Nivel Primario Nivel Secundario Instituto Técnico Superior Sta María Ex-alumnos

  • pastoral-01.jpg
  • pastoral-02.jpg
  • pastoral-03.jpg
  • pastoral-04.JPG
  • pastoral-05.jpg
  • pastoral-06.JPG
  • pastoral-07.JPG
  • pastoral-08.JPG
  • pastoral-09.JPG
  • pastoral-10.JPG
  • pastoral-11.JPG
  • pastoral-12.jpg
  • pastoral-13.JPG
  • pastoral-14.JPG
  • pastoral-15.jpg

Oraciones a la Santísima Virgen María

El Ángel del Señor (Angelus)

maria3- El ángel del Señor anunció a María
- Y concibió por obra y gracia del Espíritu Santo
Avemaría
- He aquí la esclava del Señor
- Hágase en mí según tu palabra
Avemaría
- El Verbo de Dios se hizo carne
- Y habitó entre nosotros
Avemaría
- Ruega por nosotros Santa Madre de Dios
- Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Oración
Derrama, Señor, tu gracia en nuestros corazones, a fin de que, habiendo conocido, por la voz del Ángel el misterio de la Encarnación de tu Hijo, podamos, por los méritos de su pasión y de su cruz, llegar a la gloria de la resurrección. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Reina del cielo (Regina Coeli)

maria1Durante el tiempo pascual suple al Angelus.
- Reina del Cielo, alégrate, aleluya, porque el Señor, a quien has merecido llevar, aleluya, ha resucitado, según su palabra, aleluya.
- Ruego al Señor por nosotros, aleluya.
- Porque resucitó verdaderamente el Señor, aleluya.
Oremos
¡Oh Dios, que mediante la resurrección de tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, te dignaste alegrar al mundo!: concédenos, te rogamos, que por intercesión de su Madre, La Virgen María, alcancemos los gozos de la vida eterna. Por el mismo Jesucristo, Señor nuestro. Amén.



Bendita sea tu pureza

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A ti, celestial princesa, Virgen sagrada María, yo te ofrezco en este día alma, vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía.

Magnificat

(Lucas 1:46-55)
maria2
Proclama mi alma la grandeza del Señor,
y se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
por el Poderoso ha hecho obras grandes en mí:
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.
Él hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia
como lo había prometido a nuestros padres
en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.