COLEGIO PARROQUIAL
SAN JUAN XXIII
Nivel Primario y
Nivel Inicial
Güemes 65
Ramos Mejía
Tel.: 011-4658-5779
Nivel Secundario y
Nivel Terciario
9 de julio 151
Ramos Mejía
Tel.: 011-4658-6522
Institucional ¿Por qué elegirnos? Pastoral Nivel Inicial Nivel Primario Nivel Secundario Instituto Técnico Superior Sta María Ex-alumnos

  • pastoral-01.jpg
  • pastoral-02.jpg
  • pastoral-03.jpg
  • pastoral-04.JPG
  • pastoral-05.jpg
  • pastoral-06.JPG
  • pastoral-07.JPG
  • pastoral-08.JPG
  • pastoral-09.JPG
  • pastoral-10.JPG
  • pastoral-11.JPG
  • pastoral-12.jpg
  • pastoral-13.JPG
  • pastoral-14.JPG
  • pastoral-15.jpg

Oraciones al Espíritu Santo

espiritu-santoVen, Espíritu divino,
manda tu luz desde el cielo.
Padre amoroso del pobre;
don, en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas;
fuente del mayor consuelo.
Ven, dulce huésped del alma,
descanso en nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.
Entra hasta el fondo del alma,
divina luz, y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre
si tu le faltas por dentro;
mira el poder del pecado
cuando no envías tu aliento.
Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo,
lava las manchas,
infunde calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.
Reparte tus siete dones
según la fe de tus siervos.
Por tu bondad y tu gracia
dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno.

Invocación al Espíritu Santo

Ven oh Santo Espíritu, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía tu Espíritu y serán creados y renovarás la faz de la tierra.

Oración

Oh Dios que has instruido los corazones de los fieles con la luz del Espíritu Santo, concédenos según el mismo Espíritu conocer las cosas rectas y gozar siempre de sus divinos consuelos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Secuencia de Pentecostés

espiritu-santo-2Ven, Espíritu Santo,
y envía desde el Cielo
un rayo de tu luz.
Ven, Padre de los pobres,
ven a darnos tus dones,
ven a darnos tu luz.
Consolador lleno de bondad,
dulce huésped del alma,
suave alivio para el hombre.
Descanso en el trabajo,
templanza en las pasiones,
alegría en nuestro llanto.
Penetra con tu santa luz
en lo más íntimo
del corazón de tus fieles.
Sin tu ayuda divina
no hay nada en el hombre,
nada que sea inocente.
Lava nuestras manchas,
riega nuestra aridez,
cura nuestras heridas.
Suaviza nuestra dureza,
enciende nuestra frialdad,
corrige nuestros desvíos.
Concede a tus fieles,
que en Ti confían,
tus siete sagrados dones.
Premia nuestra virtud,
salva nuestras almas,
danos la eterna alegría. Amén.